miércoles, 24 de julio de 2013

Tras 11 años, hoy me despido de mis peñistas desde las páginas de La Alcazaba

Creo que en 11 años, esta es la primera vez que firmo un artículo de opinión en La Alcazaba, la primera y única vez en 529 números. Será porque siempre he pensado que lo que yo creyera, opinara, como persona, no era lo prevaleciente, que la Federación y los peñistas debían ser los que hablasen. Yo sólo he sido una profesional, una trabajadora al servicio de este colectivo.

Pero esta vez si tengo algo que decir, y es sólo una palabra, gracias, porque el miércoles 31 de julio cierro una etapa profesional en la Federación Malagueña de Peñas, Centros Culturales y Casas Regionales para iniciar otra distinta pero que me abre nuevos retos y no quería irme sin despedirme de todos vosotros, de mis peñistas. Porque de estos once años, me quedo con dos cosas, con mi ciudad, que gracias a vosotros conozco mejor, aprecio más y siento como más mía, y sobre todo con los hombres y mujeres del colectivo, que me habéis dado vuestro cariño en todo momento y siempre me habéis tratado como una más. Cuánto me he reído y disfrutado en vuestra compañía, aunque todo no haya sido siempre fácil.

Quiero dar las gracias especialmente a todos y cada uno de los compañeros y compañeras, muchos de ellos ya amigos, que he tenido en la Federación, trabajadores y juntas directivas, de las distintas etapas por las que ha pasado esta institución en los últimos 11 años, a los sponsors, a los colaboradores...

También a todos los presidentes para los que he trabajado: Rafael Trigos, Jesús González, Fernando Escobar (Junta Gestora) y Miguel Carmona. Ycomo no, el último recuerdo, para mi equipo, mis fantásticos
Daniel Herrera, Diego Soler y Pepe Amaya. 

Y ya sabéis que aunque me vaya de la Federación, me tendréis para cuando os haga falta, porque me voy siendo una de las vuestras. Así que no quiero despedirme con un hasta siempre, mejor hasta pronto.
Gracias por todo.