jueves, 2 de febrero de 2012

Madrid Fashion Week día1

Después de seguir en vídeo y en foto los desfiles de ayer, y superado el tremendo momento pero estoy yo ya lo he visto antes, en Prada y ¡hasta en Zara! de las botas naif de serpiente de Victorio y Lucchino, y ese no se a vosotras, pero a mi Roberto Verino me ha parecido totalmente Gucci (por el momento años veinte, los pantalones anchos con pamela con seventies...) me quedo con esto.

No hablo como experta en moda, porque no lo soy, sino como sólo yo, porque son cosas que me compraría, que me pondría, y el fin y al cabo ese el objetivo ¿no? Vestirnos, son colecciones de pret a porter que deberían acabar colgadas en percheros de tiendas, en fábricas y en talleres. Porque para eso se hacen las pasarelas, para vender, generar negocio e industria. Eso e influir en la creación de tendencias que lleguen al resto de capas de sociedad a través de revistas y de marcas low cost, por ejemplo.

Ahí va lo que más me ha gustado del primer día:

El empleo de los encajes en Victorio y Lucchino, muy español pero elegante, eso y que los encajes, mantillas y bordados me pierden. Lástima esas botas.


De nuevo de los sevillanos, me gusta el color y las flores, el toque romántico...


Este abrigo me encanta, el color, la forma, en foto no se ve demasiado bien, mucho mejor en vídeo.

De Juan Duyos, romántico, en tonos empolvados con tejidos delicados, con movimiento, tan años veinte...
Una propuesta minimalista pero que a mi me parece elegante, aunque el juego de colores en según qué situaciones pueda ser un poco ñoño (una tía mía vistió el salón ENTERO de gris y rosa empolvado y desde entonces (fue a finales de los ochenta) me satura esta combinación.

Y este vestido me he encantado, por el toque asimétrico, el cuello de pelo, el corte a la cadera...


Devota y Lomba nunca ha sido una de mis firmas predilectas, pero de su desfile me gustó esta chaqueta, sobre todo por detrás (he heredado de mi padre el gusto por las chaquetas cortas, sin cuello y ligeramente sueltas).

También me gustó este chaquetón, de nuevo sobre todo por detrás, me parece una buena inversión para diario en invierno, sencillo, perfecto con vaqueros y faldas lápiz. Que tenga el cuello tan abierto da posibilidades para lucir un collar o la blusa que lleves debajo, pero también te puede dar un frío que pela.

Alvarno, aunque fuera de la pasarela oficial. Tengo fijación con el blanco y negro mezclado con amarillo, y este vestido es que me parece fantástico, es cómodo, elegante, atemporal y tremendamente chic.

Mi desfile favorito fue el de Jesús del Pozo, reconocible (¿no es eso fundamental en una marca?), con sentido y con el sello de su desaparecido creador. De mis favoritos, este vestido amarillo con esa especie de capita/torera/cuerpecillo de pailletes negras.

Este vestido también me encantó, tan sencillo, con el único toque de las costuras superpuestas.

Y de Roberto Verino, me quedo con este chubasquero transparente con detalles de encaje.

¿Con qué os quedáis del primer día de desfiles?

3 comentarios:

Little Miss Shoeshine dijo...

la verdad es que no he estado muy pendiente de los desfiles... mucho trabajo esta semana!


Un besote
María

http://littlemissshoeshine.blogspot.com

nine dijo...

María, a mi me pasa a menudo, pero es que el trabajo (y más con lo que está cayendo, es lo primero)!!!

Anónimo dijo...

El blanco y negro con el cintu amarillo es precioso.