miércoles, 26 de octubre de 2011

Locura colectiva

Eso ha sido la apertura de Primark en Málaga, y qué mala es la curiosidad que me ha llevado hasta llí. A mi y a lo que me han parecido miles de personas más, a tenor por las colas, el desorden, el desabastecimiento y el follón, que parecía que regalaban la ropa (cada día me gustan menos los mogollones de gente, me estoy haciendo mayor).


Y es verdad que los precios son bajos, pero la calidad tampoco es muy allá. En un paseo tranquilo se encontrarán cosas, pero tiene el peligro de caer en el "total, por tres euros, total, por diez euros, qué barato un vestido 15 euros", y antes de darte cuenta tienes una señora cuenta encima y no llevas nada de lo que realmente necesitas.


Yo, qué queréis que os diga, cada día prefiero más menos y de lo que realmente me vaya a poner, que soy muy de caer en esas trampas del marketing y luego el armario está que da pena verlo, va a explotar el pobre.

Colas, colas y más colas (en las dos plantas), a pesar de que, según me han contado en la propia cola (con tanta gente, siempre te encuentras a alguien, que a propósito me pasó la foto del momento esperamos a que terminen de inaugurar y arrasamos), había 16 cajas. Yo me fui a casa a comer tan ricamente con el santo, y cuando esté más tranquilo y me pille por el Larios, me llegaré, pero con más tranquilidad.

Ahora, las agonías somos nosotras, porque las secciones de caballero, la de niño y la de hogar estaban medio tal, pero en la planta de mujer parecía que había pasado un tornado!!!
Un besote.


martes, 25 de octubre de 2011

De golpe y porrazo

Así ha entrado el frío en Málaga, y a mi me ha pillado con los cables cambiados, o con el chip de las temperaturas suaves metido en la cabeza. El caso es que al llegar al trabajo me he quedado pajarito, y eso que esta mañana andaba medio perdida por mi cuarto sin saber qué ponerme. Al final, la solución más rápida: vaqueros acampanados de cintura medio alta, mocasines dorados, cinturón dorado, camiseta nude, fourlard en varios tonos con toques dorados y chaqueta 3/4 chanelera azul marino (os debo foto, en cuanto pueda la subo). Pero insisto, cuando me pilla viento y a la sombra, estoy helada. ¿Cómo pasar del calor al frío en sólo un día? Esto es resfriado seguro, seguro.

Otra cosa, mañana abren Primark en Málaga, en el Centro Comercial Larios.
Yo sólo he estado una vez, en Londres, y además de haber más gente que un Lunes Santo en calle Larios al paso del Cautivo, el olor a plastiquillo me echaba para atrás.

Por los precios que tiene (bajos, bajos, muy de los tiempos en que estamos), la calidad no debe ser muy allá (supongo que en plan date por contenta si te aguantan tres lavados), pero el lookbook tiene cosas monas y estará bien, supongo, para esas prendas de tendencia que sabes que cuando se pase la moda irán al rincón olvidado del altillo o del armario.
Estas son algunas propuestas para esta temporada, y lo que más me ha gustado a mi:

El chaquetón y los pantalones son monísimos, habrá que tocarlos en la tienda, como todo. Y el bolso, me encanta, pero si es muy plasticoso del todo no me gusta. Y creo que un buen bolso (no quiero decir de marca, sino con un buen diseño y calidad), te viste un look de mercadillo.

Los mocasines, aunque creo que luego me pasará como en Blanco, que me parecerán duros y plasticosos, una es que para los pies es pelín delicada. Y veo que este año seguiré amortizando mis medias rojas (aunque nunca me he atrevido a combinarlas con algo que no sea negro).

Y este conjunto me encantaaaaaa, la blusa, el bolso, la falda... pero sobre todo la blusa, que creo que vale 15 euros!!!!!!!!!!! La gran pregunta ahora es: ¿Se corresponderá todo esto a lo que realmente veremos en la tienda, o será sólo un espejismo publicitario y saldremos corriendo de allí como alma que lleva el diablo? Mañana sabremos!!
Un besote.

viernes, 21 de octubre de 2011

Compras otoñales

Todavía no he sacado del armario toda la ropa de verano (y la que ha salido, ha sido más por necesidad de espacio que por frío), así que no me he comprado casi nada (el casi es teniendo en cuenta cómo soy, lo aclaro). Ahora, que esta rebeca, a no ser que me quede por los tobillos, lo cual es probable, posiblemente caerá, me encanta!! Es de Pull and Bear y la podéis encontrar aquí. El precio, 35,99 euros. Y es que me encanta la moda setentera, eso si, adaptada a mi estilo y mi cuerpo. Lo de la pamela por ejemplo, sigue siendo demasiado para mí.

También me ha gustado parte de la colección Conscious de HM, aunque todavía tengo que ver, tocar, oler y probar en la tienda (si algo no me gusta cómo huele, paso, eso me pasa con muchos zapatos y bolsos de polipiel, que huelen a petróleo)

La combinación falda de encaje y jersey es una propuesta en clave lady perfecta para el otoño, siempre y cuando no haga mayor. Es un miedo que le he tenido yo siempre a este tipo de faldas, pero como en la vida, es cuestión de probárselas en casa, combinarlas bien con toques actuales y ser sincera contigo misma.

Y mi favorita de la colección, la chaqueta corta con detalles metálicos, con shorts como viene ahí, pero también con vaqueros setenteros, vestidos, pitillos... Tiene mil y una posibilidades.
Un besote.

jueves, 20 de octubre de 2011

El denin perfecto


Lo llevó Meredith Melling Burke, Senior Market Editor de Vogue USA, durante la Semana de la Moda de NY. Y perfecto para un otoño con temperaturas suaves como el que estamos teniendo, para el día a día. La foto es del blog de Vanessa Jackman.
Un besote