martes, 17 de febrero de 2009

A veces.....

A veces ocurre que tienes un día de locos, pongamos un sábado, con mil cosas que hacer. Pero decides empezarlo con calma, haciendo algo que te encanta, como quedar con tu madre para recorrer las calles del Centro, paseando, viendo escaparates, las novedades de primavera, lo que queda de las rebajas, pero sobre todo disfrutar de dos de mis grandes amores, mi madre y mi Málaga.

A veces te da por pasarte por esa tienda que tanto te gusta, pero que no entra en tus posibilidades económicas. Estás a punto de pasar de largo, te quedas mirando el escaparate y te dejas llevar, entras.

Saludas, das una vuelta y te fijas en unas sandalias planas de Miss Bublekiss. Están en una estantería, con otros pares sueltos, todos a 39 euros, pero no te convence. Echas un vistazo al resto de pares. Allí estaban ellos, preciosos, con sus plumas, su toque distinguido y chic. Los coges, pero no son tu número. Qué pena, le dices a la dependienta, si tuviérais un número más... Ella te anima. Vienen bastante grandes, pruébatelos. Yo creo que te van a estar bien. El pie se desliza sin problemas en el interior del zapato. La horma es anchita y cómoda, quedan perfectos. ¿Otros zapatos? Pero son tan bonitos... pero ¿otros zapatos? Los miras, los remiras, te fijas en el tacón, el corte intemporal, el broche con cristales de Swarosky, y esas plumas..... Al final, se van contigo a casa. Y aunque sigues con mil cosas que hacer, no paras en todo el día, preparando la fiesta de cumpleaños del santo, ya de noche, rendida, cuando por fin te sientas en el sofá, no puedes evitar esbozar una sonrisa pensando en esos preciosos zapatos que están allí contigo, porque de algún modo u otro, a veces pasa que encontrar un par de zapatos, puede alegrarte el día.



Zapatos. Furla, comprados en Ópalo.

Un besote.

18 comentarios:

IBI dijo...

que razón que tienes Nine... jeje son una monada tan cuquis.... me chiflan! muy buena compra!!

muxus

Lapija dijo...

Nine, que preciosidad de zapatos y suertaza, jejejeje.

Es cierto que unos simples zapatos nos pueden alegrar un día, dar fuerzas...vamos, mejor que un antidepresivo.

Besos

Lapija dijo...

Se me olvidada decirte que tienes un premio en mi blog.

MqR dijo...

Waaaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuu

sin palabras m has dejado!

nia dijo...

si si si Ibi tienerazon son tan cuquuuiiiiiiiiisssss.
Felicidaddes por tu compra.
Muuuaaaccc

jose_airam dijo...

Pues la verdad es que están genial...Pecadora!
Besos!

Hahi dijo...

Hay miles de cosas que no son importantes pero que nos pueden hacer sacar una sonrisa al final del día y una son unos zapatos preciosos, rebajados y que te quedan como un guante. ¡Qué suerte, guapa! Muxus desde Bilbao

Betty Boop dijo...

Yo te los quiero ver puestos con alguno de tus modelazos, asi que ya sabes a colgar fotito.
Un besazo.

Anacleta Coqueta dijo...

Has descrito muy bien esa agradable sensación ;)

Te imagino sonriendo al llevarlos, porque las plumas te harán cosquillas.

Neybel dijo...

¡Son preciosos!
También me ha pasado, que la alegría me dura incluso cuando ya me he acostado, esa noche no puedo dormirme.

Bss

An dijo...

Son geniales!!!

Además despues de un dia tan ajetreado te los mereces! ;-)

Yo soy de las que se levanta a probarse lo que se a comprado a madia noche porque no puedo dormir de los nervios... jajaja

Muak!

adictazapatos dijo...

jejej que suerte que te sirvieran. Muy monos
Disfruta de la compra ;)

Kathy dijo...

buena compra, son preciosas!
besitos

ampa dijo...

Preciosos...super guays de la muerte...los quiero para mi!!!!

nOna dijo...

son preciososs!!!

fatimilla malvada dijo...

Hola!!!que zapatos más bonitos!!!esperamos ansiosos vertelos puestos!!.
Muchas gracias por comentarme, que alegría me has dado!!
Me alegra mucho de que te guste.
Besitos

nine dijo...

muchas gracias a todas, el día 27 tengo una entrega de premios con ministra y todo, y el santo presenta a uno de los galardonados, que es amiguete, así que creo que será una ocasión perfecta para estrenarlos!!!!

Evamar dijo...

Madre mía! no haberte llevado esos zapatos hubiera sido un pecado, son preciosos!

Besos!