jueves, 25 de septiembre de 2008

Inspiraciones.... y flechazo

De aquí y allá de blogs como Chic too Chic,Sartorialista, Style and the City, Cafe Mode y mil más (perdonad que ahora no ponga los nombres pero que conste que las fotos son de otros blogs) voy encontrando inspiración para este otoño mientras busco unos pantalones, una falda negra y un algo de cuadros.

De aquí me ha encantado la chica de en medio con el chaleco de doble botonadura y pantalones, y el trench con vaqueros, los dos de pata de elefante.

Esta es la misma chica, fijaos en el detalle del collar, una presencia importante en un estilismo muy sencillo pero que me encanta.


Lo de esta chica es estilazo, se nota en todo lo que se pone, a mi me ha gustado el rollete motero del segundo look.
De nuevo un collar importante con un look sencillo, espera a esta la he visto yo antes, es la de arriba verdad???? Está claro que me ha gustado, aunque en esta ocasión si no me equivoco los pantalones son de otro estilo y superpone la camiseta y la blusa.

El mono con pantalones bombachos con chaqueta de cuero es una monada. Para convertir un pantalón normal en un bombacho, seguid los consejos de compartemimoda.blogspot.com
Muy romántico, pantalón vaquero, camisa azul con volantes, rebeca y bolso de mano. Muy copiable para ir a la oficina.

Los pantalones tobilleros, aunque el maquillaje , como que no lo voy a copiar...

Esto también me gusta, vaqueros tobilleros, sandalias de tiras, sudadera y bolso bandolera.


O este, un vestido romántico con una perfecto de cuero, eso sí, las sandalias como que ya no pegan nada de nada.
Otro vaquero tobillero, pero en esta ocasión con una americana, también una buena solución para ir a trabajar si el dress code os lo permite.

Me encanta me encanta me encanta me encantaaaaaaaa!!!!!


Y para terminar, NECESITO esta camisa, siiii, es la que estaba buscando, de cuadros, con lazo, romántica y campestre!!! Es de Friday's Projetc. Si no eres muy cara, que sepas que voy a por .
Y vosotras, tenéis alguna inspiración para este otoño??

miércoles, 24 de septiembre de 2008

De todo un poco

Está lloviendo, bueno ahora exáctamente no, pero ese ambiente húmedo, de otoño pero sin frío, me encanta!!!! La verdad es que estaba ha un poquito harta de calor, y tengo ganas de que llegue el fresquito. Pero todavía llevamos la ropa de verano, porque las temperaturas siguen siendo altas. Eso sí, una poquito a poco, está sacando de las cajas toda la ropa de entretiempo, porque como ando muy liada, me gusta organizarme y hacer el cambio de armarios poco a poco. Aprovecho para decir que he subido más cositas a la tienda-blog, y más que van a salir, porque este año he decidido quedarme sólo con lo que me voy a poner de verdad.

Cambiando de tema, el sábado tuvimos un día de comilona. ¿O cómo se llama cuando sales de almorzar, te duchas, te cambias de ropa y te vas a cenar? Es que las sobremesas nos gustan una barbaridad, la comida termina tres horas antes, y nosotros seguimos arreglando el planeta. Del look de día no tengo foto, pero de noche me puse este top de Bimba&Lola, los vaqueros acampanados de Zara, las romanas de tacón de Zara y la cartera de mano vintage. Las perlas, las de Day a Day.
Estas fotos son de la pasada semana. Para ir a trabajar, bombacho azul marino de Mango, camiseta básica de Massimo Dutti, pañuelo vintage de Ralph Laurent, y sandalias de tacón del año pasado, de Adela Gil. Bolso vintage.

Hacía bastante tiempo que no me ponía este bolso.

Otro día en el trabajo, con vestido de Day a Day, sencillita, y estos zapatos verdes de Pilar Burgos de hace unos añitos ya.

Y ahora, dos nuevos descubrimientos de un paseo por el Centro, dos zapaterías con marcas que en Málaga eran complicadas de encontrar, por un lado, Chausse en calle Salinas, en frente del Salmorejo. Para quien no se aclare con la calle, es el callejón que sale de Calzados Gody de calle Larios y va a parar a la Plaza del Obispo. Lo mejor es que han traído zapatos de Chie Mihara.

Y Cuplé, en calle... bueno, no me acuerdo, pero no tiene pérdida, hace esquina y tiene enfrente por un lado Body Shop, y por el otro lado, Purificación García.

Ale, más sitios para pecar, digo comprar. Un besote.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Mi nuevo blog

Hola!! El otro día, viendo el estado de descontrol de mi armario (va a explotar), decidí sacar unas cuantas cosas a la venta, a precios muy asequibles, por si alguien los quisiese.
Siempre pienso en hacer ese tipo de cosas, pero al final me rajo y nada de nada. Pero esta vez, me he decidido y he puesto en marcha El Armario de Nine.



Si veis una cosa que os guste, no tenéis más que mandarme un mail a contaconesyaloloco@gmail.com y os lo mando a casa. Será como una especie de tienda vintage con todo lo que no me pongo, o apenas me pongo. El objetivo de todo esto es descargar el armario, que da pena verlo!!!! Por lo pronto, ya tengo colgados dos vestidos en los que no entro y una chaqueta que apenas he usado. Espero que os gusten. Un besote. 
Nota: tengo pendientes repartir un premio y el meme de las canciones, que no se qué artista voy a coger!!!!!

miércoles, 10 de septiembre de 2008

París!!! y nueva temporada!!!!!!!!!

Aquí está la última parte del viaje, las fotos de la jornada que pasamos en París!!

Como C y G no conocían la ciudad de la Luz y para nosotros era la segunda visita, hicimos un pequeño recorrido por algunos de los monumentos más destacados, y claro, no podía faltar la Torre Eifel (se escribe así? no me acuerdo), En la foto se aprecian los detalles del trench de Adolfo Domínguez, camisa del Pull y el collar de Fun&Basics.

La parejita, junto al Arco del Triunfo. Lo bueno de ir de viaje con más gente es que podemos tener fotos en pareja, y no siempre solitos.

Tras una buena caminata, no viene mal un descanso, y mejor si es en la terraza de las Galerías Lafayette, con unas vistas espectaculares.

Ya por la tarde, hechecita carbón, en la plaza de la Concordia.
Como veis fue poquita cosa, después nos fuimos a cenar crepes a Montparnasse y de vuelta al hotel que había que madrugar y el camino era largo: París - Sevilla - Málaga.

Y ahora, cambiando de tema, estoy hecha un lío. Es que las cosas no están para tirar la casa por la ventana de cara a la nueva temporada, así que quiero comprarme las cosas, las justitas, todo estiloso, polivalente y a ser posible, asequible.
Del invierno pasado tengo cosillas que me van a venir de perlas, como un pichi de cuadros escoceses, los oxford, los botines negros... pero necesito unos pantalones (anchos o baggies), una falda negra, y detalles que marquen tendencia, pero a la vez me permitan aprovechar lo que ya tengo.
El caso es que he estado observando todas las tendencias y me han gustado varias cosillas del Elle que os enseño.

De aquí, me gusta el rollete romántico mezclado con la piel. En el outlet del Corte Inglés he visto unos boleros muy bonitos de piel de conejo y tirados de precio, pero me acordé del animalillo y me lo dejé allí. Las perlas, las tengo, y blusas románticas nunca faltan en mi armario.

Este tipo de looks me chiflan para este invierno. La chaqueta entalladita, el cuello vuelto de rallas, el bolso cruzado... y los pantalones, tobilleros y estrechos. Con el mix de estampados no se me atrevería, pero me atrae mucho la idea, y creo que mezclando lo que hay en el armario, se podría conseguir un efecto 'parecido'.

Mi asignatura pendiente todos los inviernos es comprarme unas botas, acabo con 10 pares de zapatos y 0 botas, como tengo la pierna gordita no me cierra casi ninguna e ir de tiendas se convierte en una compleja lucha contra la cremallera, pero desisto, a cabezona no me gana nadie. Y para los días de lluvia no me digáis que no es un look súper glamuroso!!!!!

Fucsia y demás colores. Genial, así amortizo los peep toe de Gloria Ortiz de la pasada primavera. Si Galliano lo dice, por mí no hay problema.
Vestidos de punto. Calentitos, cómodos, perfectos para los días más desapacibles. Los prefiero más sueltitos, pero una cosa así creo que las encontraremos casi en todas las cadenas. Y me apunto lo del bolso de cadena en bandolera, así amortizo el de Bimba&Lola de este verano. ¿Tenéis algún vestido de punto en el armario? Yo uno del año la polka de Mango, que como me entre, os va a encantar!!!!!!!!!!!

Y el tartán, cuadros escoceses por todas partes. Del año pasado tengo por ahí un pichi que quedará en primera línea del ropero este invierno. Para las que les guste el vestido de gasa de la modelo, en Blanco hay uno de este estilo por la rodilla por 32 euros que lleva un par de semanas en mi punto de mira. Si no se agota antes, será mío.

Y para terminar, una falda lápiz. Es un básico y no tengo ninguna en el armario. Uno de los objetivos del otoño es encontrar una para llevarla así, con cinto marcando cintura y camisa metida por dentro, marcando curvas!!!!!

Total, que ando en la búsqueda de unas botas (esto va para largo), una falda lápiz y el vestido de cuadros de Blanco. Últimanente estoy muy contenida (hay que ahorrar), y sólo me he comprado unos botines de Zara que me han enamorao, y dado el overbooking de mi armario, quiero pensar muy muy bien cada una de las adquisiones y amortizar al máximo todo lo que tengo.
La búsqueda de pantalones merece un post aparte. Porque como no quiero comprar mucho, me estoy recorriendo todo para no meter la pata. Tienen que ser LOS PANTALONES, con mayúsculas, aunque me gaste un poco más, pero que sean una súper compra.
Y vosotras ¿cómo os plateáis las compras de cara al otoño? ¿Os habéis hecho ya con alguna cosilla?
Un besote

Más fotos

Seguimos con más fotos del viaje.
Como os dije en el post anterior, Sancerre es el pueblo que más me gustó. A pesar del mal tiempo y de las nubes, se puede apreciar lo bonito que era el paisaje, con el Loira al fondo.


Este pueblito es Sant Thibault, y allí atracamos para ir a Sancerre. Hacía fresquis, así que me puse una sudadera que me ha prestado mi sister para el viaje sobre una camiseta básica de Sfera. Para alguien del Sur, la arquitectura es muy distinta a la que una está acostumbrada!!


En el mismo puerto, preparándonos para iniciar una nueva jornada fluvial. Me llamó muchísimo la atención que la hierba llegase hasta el filo en los puertos.

Acercándonos a una de las esclusas. En las casas se supone que vivía el esclusero. Estaban llenas de flores, y muchas disponían de su propia huerta. En alguna ocasión, los escluseros te ofrecían productos como patatas, huevos, tomates, lechugas.... Incluso las puertas de hierro de las esclusas tenían colgadas sus macetas.

Antes de partir hacía París, tocaba despedirse del Caprice. Sudadera verde prestada de mi sister, camisa blanca de Pull&Bear y vaquero recto, con las converse.


Una de las calles de La Charite Sur Loire. Los tejados en punta, ¿no os recuerdan a los de los cuentos?

Viñedos en la rivera del Canal, cerca de Sancerre.

Y como no, pues toda brindar por el viaje con vino de la zona. Oye, no se si fue suerte o que tenemos buen saque, pero ni una sola botella salió mala, y cayeron unas cuantas!!!!!

Vista del valle desde Sancerre.

De nuevo con lluvia, en un mirador en el que te explicaban las vistas.




Ya tan sólo queda una parte del viaje que sacar, París!!!!!!!!!!!! (la ciudad más bonita del mundo)

Del barco a la oficina

Qué triste es volver a la dura realidad, entiéndase a la oficina y sin el horario continuado que he disfrutado este verano, de nuevo salgo a las ocho de la tarde y se me pasan los días encerrada en el curro (y eso que sólo llevo dos).
Bueno, el caso es que se acabó lo bueno. Han sido diez días de periplo, de relax, de descanso y desintoxicándome de tiendas, que también me hacía falta!!!
Os cuento el viaje. El día 29 salimos con destino Sevilla, porque el vuelo lo tomábamos desde allí. Una vez soltamos los bultos en un horrible hostal cercano al aeropuerto (de lejos el peor peor peor 'hotel' por llamarlo de algún modo, que he conocido en mi vida.Chicos, me las pagaréis), nos fuimos a dar una vuelta por el centro de la ciudad, disfrutando por el camino de una deliciosa cena a base de tapas.
Es que el 'hotel' tiene para un post completo, es uno de esos sitios donde estás segura que se va a lo que se va, a echar un polvo vamos, y de los clandestinos más bien. Todo además estaba viejo y la consigna era: aquí se toca lo menos posible. Horroroso horroroso, un momento absolutamente cutre. Bueno, dejando las habitaciones sórdidas para otro momento, al día siguiente cogimos nuestro avión y llegamos a París. Teníamos reservado un coche de alquiler y nos fuimos para Dezice, que está a unos 300 kilómetros. Cerca del pueblo, paramos en un súper para comprar provisiones, y recogimos el barquito, nuestro Caprice.
Iniciábamos el recorrido. Fueron 6 noches recorriendo el canal lateral del Loira. Paisajes verdes, bosques, naturaleza, y el murmullo del agua, que sólo eso ya relaja un montón.
De comer, lo que pillábamos, aunque no faltaron el foie, el vino del terreno (al fin y al cabo estábamos en la región del Borgoña) y el pan recién hecho que comprábamos en los puertos.
De los pueblos que pasamos, los más destacados fueron la ciudad de Nevers, la Charité Sur Loire y Sancerre. Este último fue el que más me gustó, mediaval, en lo alto de una colina, con vistas al valle y rodeado de viñedos. De cuento vamos.
Tras la travesía, llegamos a Chatillon Sur Loire y de allí de nuevo en coche a París, para pasar el día, de nuevo descansar unas horas en un hotel cercano al aeropuerto y regresar a Sevilla en avión. De ahí a Málaga en coche.
Estilísticamente hablando, la verdad es que la cosa no ha dado mucho de sí. Rosa cómoda para bregar en el barco y recorrer los pueblos. Tened en cuenta que la mayoría de ellos estaban a unos kilómetros de los atraques, así que los paseos para ir a cualquier sitio eran considerables. Fijáos que metí en la maleta varios tops se seda, un vestido y unos tacones, y se han venido tal y como salieron, sólo que arrugados.
En París (increíble) tampoco me compré nada, y mira que estuvimos en las Galerías Lafayette. Sólo un colgante que compré en un puesto callejero, en principio iba a ser para mi madre, luego vi otra cosa y al final se ha quedado conmigo. Supongo que es porque tenía en chip en otras cosas, en otro tipo de viaje, y no me hallaba.
Bueno, ahora os subo algunas de las fotitos que hemos hecho para que disfrutéis del paisaje y lamentéis un poquito mis desastres estilísticos y sobre todo capilares (no había secador).
Aquí el santo (en primer plano) y C, en una de las esclusas, mientras baja el nivel del agua y esperamos a que se abran las compuertas.

La Nine sujetando uno de los cabos en la esclusa para que el barco no se moviese, y justo detrás, otro barquito con el que coincidimos parte del camino.

Este es uno de los embarcaderos en los que hicimos noche, como véis, un jardín bonito en un pueblo muy muy muy pequeño. En la foto, el santo y G.
Muchas de las fincas están volcadas al canal, algunas, incluso, tenían su propio embarcadero. Esta era bastante bonita, te parecía estar viviendo en otra época, porque la mayoría conservan su arquitectura tradicional y están bastante cuidadas. Te veías ya en ellas, disfrutando en el jardín vestida con la colección de este otoño de Dolce &Gabbana!!!

En el Sur, todo el mucho más seco, y debido a las altas temperaturas y la falta de lluvias, cuesta mucho que las macetas florezcan. Y como a la menda le pierden las flores, pues cada vez que viajo me llaman muchísimo la atención balconadas como esta, en el pueblo La Charite Sur Loire. La vestimenta tiene poco que decir. Vaqueros anchos y cómodos de Mango del año pasado, zapatillas tipo Converse de Bimba&Lola, camiseta básica de H&M, pañuelo vintage de Ralph Laurent y trench de Adolfo Domínguez. El bolso, de cuero da Day a Day del año pasado.

Dentro del recorrido, la ciudad más importante que visitamos fue Nevers, y esta es su catedral, preciosa. Las gárgolas siempre me llaman la atención, supongo que porque aquí no son tan usuales.
Vista del canal en uno de los días que lució el sol, ¿no es todo muy bucólico?

Gran parte del recorrido lo hizimos entre frondosos árboles, muchas veces rodeados de bosques, otras de campos de cultivo, pero siempre, el verde fue el tono dominante.

El canal no sólo va en tierra, aquí por ejemplos cruzamos en un puente sobre un río. Al final nos esperaba una esclusa doble para salvar el desnivel con el barco. ¿No estaba el cielo precioso?

De nuevo en una esclusa, pendiente del cabo, con camiseta de rayas de Primark que me compré en Londres, nada del otro mundo, pero de lo que se trataba ante todo era de estar cómoda.

Otra vista del canal.
Nos cruzábamos con barcos que eran auténticas casa. Fijáos lo montadísima que tenía esta familia la cubierta, con sus macetas, sus hamacas, el porche....

En el puente que cruza el Loira para entrar a Nevers, el tiempo no acompañaba, pero la ciudad sigue teniendo su encanto, muy mediaval. Para esa noche, pantalón recto de Zara, camiseta de Hoss con la espalda al aire que obviamente no se aprecia, trench de Adolfo Domínguez, pañuelo de la nueva temporada de H&M, bolso de Longchamp y zapatos comodísimos de todos los viajes.

Aquí estoy horrible, pero se ven bien el pañuelo (tiene dos borlas en dos de las esquinas) y la catedral.
Esta es la primera de las tres entradas del viaje. ¿Qué os parece por ahora?
Nota: Me encanta volver!!!! Os echaba de menos!!!!!!!!!!!!!!!!!