miércoles, 10 de septiembre de 2008

Del barco a la oficina

Qué triste es volver a la dura realidad, entiéndase a la oficina y sin el horario continuado que he disfrutado este verano, de nuevo salgo a las ocho de la tarde y se me pasan los días encerrada en el curro (y eso que sólo llevo dos).
Bueno, el caso es que se acabó lo bueno. Han sido diez días de periplo, de relax, de descanso y desintoxicándome de tiendas, que también me hacía falta!!!
Os cuento el viaje. El día 29 salimos con destino Sevilla, porque el vuelo lo tomábamos desde allí. Una vez soltamos los bultos en un horrible hostal cercano al aeropuerto (de lejos el peor peor peor 'hotel' por llamarlo de algún modo, que he conocido en mi vida.Chicos, me las pagaréis), nos fuimos a dar una vuelta por el centro de la ciudad, disfrutando por el camino de una deliciosa cena a base de tapas.
Es que el 'hotel' tiene para un post completo, es uno de esos sitios donde estás segura que se va a lo que se va, a echar un polvo vamos, y de los clandestinos más bien. Todo además estaba viejo y la consigna era: aquí se toca lo menos posible. Horroroso horroroso, un momento absolutamente cutre. Bueno, dejando las habitaciones sórdidas para otro momento, al día siguiente cogimos nuestro avión y llegamos a París. Teníamos reservado un coche de alquiler y nos fuimos para Dezice, que está a unos 300 kilómetros. Cerca del pueblo, paramos en un súper para comprar provisiones, y recogimos el barquito, nuestro Caprice.
Iniciábamos el recorrido. Fueron 6 noches recorriendo el canal lateral del Loira. Paisajes verdes, bosques, naturaleza, y el murmullo del agua, que sólo eso ya relaja un montón.
De comer, lo que pillábamos, aunque no faltaron el foie, el vino del terreno (al fin y al cabo estábamos en la región del Borgoña) y el pan recién hecho que comprábamos en los puertos.
De los pueblos que pasamos, los más destacados fueron la ciudad de Nevers, la Charité Sur Loire y Sancerre. Este último fue el que más me gustó, mediaval, en lo alto de una colina, con vistas al valle y rodeado de viñedos. De cuento vamos.
Tras la travesía, llegamos a Chatillon Sur Loire y de allí de nuevo en coche a París, para pasar el día, de nuevo descansar unas horas en un hotel cercano al aeropuerto y regresar a Sevilla en avión. De ahí a Málaga en coche.
Estilísticamente hablando, la verdad es que la cosa no ha dado mucho de sí. Rosa cómoda para bregar en el barco y recorrer los pueblos. Tened en cuenta que la mayoría de ellos estaban a unos kilómetros de los atraques, así que los paseos para ir a cualquier sitio eran considerables. Fijáos que metí en la maleta varios tops se seda, un vestido y unos tacones, y se han venido tal y como salieron, sólo que arrugados.
En París (increíble) tampoco me compré nada, y mira que estuvimos en las Galerías Lafayette. Sólo un colgante que compré en un puesto callejero, en principio iba a ser para mi madre, luego vi otra cosa y al final se ha quedado conmigo. Supongo que es porque tenía en chip en otras cosas, en otro tipo de viaje, y no me hallaba.
Bueno, ahora os subo algunas de las fotitos que hemos hecho para que disfrutéis del paisaje y lamentéis un poquito mis desastres estilísticos y sobre todo capilares (no había secador).
Aquí el santo (en primer plano) y C, en una de las esclusas, mientras baja el nivel del agua y esperamos a que se abran las compuertas.

La Nine sujetando uno de los cabos en la esclusa para que el barco no se moviese, y justo detrás, otro barquito con el que coincidimos parte del camino.

Este es uno de los embarcaderos en los que hicimos noche, como véis, un jardín bonito en un pueblo muy muy muy pequeño. En la foto, el santo y G.
Muchas de las fincas están volcadas al canal, algunas, incluso, tenían su propio embarcadero. Esta era bastante bonita, te parecía estar viviendo en otra época, porque la mayoría conservan su arquitectura tradicional y están bastante cuidadas. Te veías ya en ellas, disfrutando en el jardín vestida con la colección de este otoño de Dolce &Gabbana!!!

En el Sur, todo el mucho más seco, y debido a las altas temperaturas y la falta de lluvias, cuesta mucho que las macetas florezcan. Y como a la menda le pierden las flores, pues cada vez que viajo me llaman muchísimo la atención balconadas como esta, en el pueblo La Charite Sur Loire. La vestimenta tiene poco que decir. Vaqueros anchos y cómodos de Mango del año pasado, zapatillas tipo Converse de Bimba&Lola, camiseta básica de H&M, pañuelo vintage de Ralph Laurent y trench de Adolfo Domínguez. El bolso, de cuero da Day a Day del año pasado.

Dentro del recorrido, la ciudad más importante que visitamos fue Nevers, y esta es su catedral, preciosa. Las gárgolas siempre me llaman la atención, supongo que porque aquí no son tan usuales.
Vista del canal en uno de los días que lució el sol, ¿no es todo muy bucólico?

Gran parte del recorrido lo hizimos entre frondosos árboles, muchas veces rodeados de bosques, otras de campos de cultivo, pero siempre, el verde fue el tono dominante.

El canal no sólo va en tierra, aquí por ejemplos cruzamos en un puente sobre un río. Al final nos esperaba una esclusa doble para salvar el desnivel con el barco. ¿No estaba el cielo precioso?

De nuevo en una esclusa, pendiente del cabo, con camiseta de rayas de Primark que me compré en Londres, nada del otro mundo, pero de lo que se trataba ante todo era de estar cómoda.

Otra vista del canal.
Nos cruzábamos con barcos que eran auténticas casa. Fijáos lo montadísima que tenía esta familia la cubierta, con sus macetas, sus hamacas, el porche....

En el puente que cruza el Loira para entrar a Nevers, el tiempo no acompañaba, pero la ciudad sigue teniendo su encanto, muy mediaval. Para esa noche, pantalón recto de Zara, camiseta de Hoss con la espalda al aire que obviamente no se aprecia, trench de Adolfo Domínguez, pañuelo de la nueva temporada de H&M, bolso de Longchamp y zapatos comodísimos de todos los viajes.

Aquí estoy horrible, pero se ven bien el pañuelo (tiene dos borlas en dos de las esquinas) y la catedral.
Esta es la primera de las tres entradas del viaje. ¿Qué os parece por ahora?
Nota: Me encanta volver!!!! Os echaba de menos!!!!!!!!!!!!!!!!!

12 comentarios:

Airam dijo...

jooo qué viaje tan bonitooooo :O Aunque no sea un viaje de lucir modelitos, a mi me encantaría hacer algo así... :D

ah! las minnetonka son comodísimas, como ir en zapatillas, con la suela de goma que tienen y lo blandita que es la piel da gusto. Eso sí, para las que no somos muy altas pues ya sabes que no nos favorece mucho ese tipo de calzado, pero a mi me da igual, me gustan y ya está! :D

Betty Boop dijo...

Que envidia!!!!!!!!!!!!! lo reconozco, envidia sana eso si, que viaje tan bonito, en un barco, con tu hombre como katherine Hepbur en la Reina de Africa, pero no en africa, sino en un sitio precioso.
No me extraña que te cueste volver a la dura realidad, que le vamos a hacer, resignacion.
Besos y bienvenida de nuevo.

HEELSHATS dijo...

que pedazo viaje te has dado!!!!

MY OWN YELLOW CAT dijo...

Vaya paisajes...

IBI dijo...

Hola guapa!! bienvenida!! te he echado de menos , que lo sepas ejjeje!!

bueno bueno!! veo que tu viaje a sido precioso!! que fotos tan chulas!!

joe que gozada en barquito, tiene tu hombre el carnet de barco y todo? joe que guay!!! verdaderamente, son unas vacaciones diferentes y chulisimas, me alegra que lo pasaras tan guay!!

muxus

Zepequeña dijo...

Parece que lo has pasado bien, eh!!!

Zepequeña.

No soy tu estilo dijo...

por favor que envidia tu viaje!!te gustan??gracias! las puedes ver en www.babylo.es
un besito!

Bocetista dijo...

un viaj de ensueño chica asi que no te preocupes del estilismo porque ibas muy apropiada eh! no se puede ir a por habas de ck jajjaa.

Que graciosos sale el santo...


nosoros tb te ehabamos mucho de menos wapa.

besotes. au revoir...

Anónimo dijo...

Medieval. Sólo eso, es una chorrada, pero con lo chuli que te ha quedado el post...

Eris dijo...

Hola,
Vengo de casa de Betty y me gusta tu blog, precioso el viaje y muy bonita ( y bien hecha) la foto de las vidrieras de la catedral de Nevers....me puede la arquitectura...jajajja

Feliz regreso

Edel dijo...

Hola¡ Es la primera vez que te escribo. Bienvenida a MLK. Ánimo para tu "vuelta al cole" y piensa en esos momentos tan chulos que has pasado en el viaje: muy lindo.
Un beso muy fuerte para los 2.

D.Perfecta dijo...

QUé bonito!!!!