domingo, 16 de diciembre de 2007

Se acerca la Nochebuena

Lo que no se es en el estado en el que voy a llegar, porque mi estómago no da para más y quedan aún unas cuantas comidas y salidas antes del 24, en fin, qué le vamos a hacer.
Volviendo a lo nuestro, me ha dado por comprar zapatos, porque este año estaba usando los de temporadas anteriores y muchos ya estropeaban los looks por estar ajadillos.
El caso es que llevaba meses detrás de unos abotinados de tacón, y me gustaban estos de Zara, pero nunca encontraba el hueco en el presupuesto, y de pronto, y sin esperarlo, va Amancio y los rebaja a 20 eurelios. Pa la saca, aunque todavía no se si quedármelos o devolverlos, me los puse para las fotos pero escondiendo la etiqueta. ¿Qué haríais vosotras?
Hoy, para una comida con amigos, pitillo negro, jersey finito de manga francesa de hace mil años y el vestidito del verano de Blanco, reutilizado. El toque de humor dominguero en el bolso, representando un perrito muy muy guapo.

Curro look del viernes, con chaqueta de Blanco del año pasado que está todavía de plena actualidad, con la manga trompeta 3/4 y el corte evasé, combinada con un cisne de manga corta de ni me acuerdo cuándo (es bueno e inmortal), medias grises, bolso chanelero parisino y tan ta ta chán, mis nuevos botines cheneleros de Gloria Ortiz, negros para que queden bien con todo. como complementos, dos flores, una en la mano, otra en el pecho. La primera negra de plastiquillo, pero me gusta. La segunda, de piel de Zerimar, del año pasado.


El sábado tocó hacer de Rey Mago y recuperar fuerzas en casa de mi madre, que es una decoradora fantástica. ¿Verdad que el árbol le ha quedado preciosísimo? Es que tiene mucho arte, para todo.

Yo por mi parte, con bailarinas para recorrer todas las tiendas sin dolores, vaqueros, camisa de raso de Sfera del año pasado y el chaquetita de TRF de hace unos meses. La camisa fue una de mis compras estrella del año pasado y la usé un montón, pero no me ha salido muy buena porque se está pasando y ya no está para demasiados trotes. Con la chaqueta mola porque tapa algunos de los sitios por donde está más estropeada.

Bueno, ahora una pregunta: ¿qué os habéis puesto para las comidas y cenas de empresas y de amigos, que yo esta semana tengo unas cuantas? Conocéis mi armario, ¿alguna sugerencia?

¿Y en Nochebuena, qué os váis a poner? ¿Alguna idea?

E id pensando una buena carta que se acercan los Reyes Magos, y de carbón nada de nada. Un besote enorme.

martes, 11 de diciembre de 2007

Muchas muchas cosas

Hola a todos!!! Estoy de vuelta del puente y tras dos días de trabajo, hasta arriba, pero tenía cosas que contaros. Lo primero es que he hecho unas compritas que se salen de la ruta amancia habitual, lo que sin duda es de agradecer.

Así, he descubierto una tienda pequeñita en el centro que trae cosas chulas y originales bien de precio, y he aprovechado la edición del Rastrillo de Nuevo Futuro que se organiza en Málaga.
Como nos íbamos de puente romántico a Madrid, aproveché el mediodía del miércoles para hacer las compritas. Me gusta echar un vistazo, porque en Málaga hay pocas oportunidades de encontrar cosas bonitas de segunda mano y el Rastrillo es una de ellas. Pero este año ha sido todo nuevo. Me he comprado este vestidito de gasa de Custo Barcelona en el puesto de una chica que todos los veranos monta una carpa en los Caños de Meca (Cádiz) y que participa en el Rastrillo en plan rebajas, de modo que encuentras ropa bonita de marca a precios interesantes.
Además de este, me hice con otro vestido, en este caso de Topshop, de seda gris, pero de ese no tengo foto.





Este es el puesto en el que me compré los dos vestiditos.




Camino a Madrid, comimos en el Centro de Jaén, en el Café del Pósito, en la Plaza del Pósito, con esta preciosa vista de la Catedral de esta ciudad.



Otra de las compritas, para ir Madrid, un chaquetón de paño de lana de El Corte Inglés, de Studio Clasics, me gusta sobre todo por detrás, aquí después de una deliciosa cena en un restaurante de comisa del Bierzo, con los pantalones de pata ancha de Zara que también estrenaba pero que llevan en el armario lo menos un mes.


La parte de atrás del chaquetón.



La verdad es que en Madrid no nos hemos hecho mas fotos porque se me acabo la batería de la cámara y no hubo manera.

Ya de la primera semana de diciembre. Una tarde de domingo, café en el Parador de Gibralfaro y disfrutar de las vistas sobre la ciudad.



Y esto es lo que me he puesto hoy, blusón de la tiendecita del centro que os he dicho con camiseta de cuello vuelto, vaquero recto y los tacones verdes, del mismo tono de una de las hojas de la blusa.


Aquí con la chaqueta de Trucco del año pasado, para no pasar fresquis. Si os fijáis, tengo la cara colorada, se me pone así con la calefacción siempre, no se por qué será.




Y esto ha sido todo, espero que os gusten mis compritas. Un besote.

martes, 4 de diciembre de 2007

A tu vera


Hoy hace tres años, delante de la Novia de Málaga y con todos los que queremos como testigos, nos unimos para toda la vida. Fue una declaración pública de amor pero no la primera, porque nosotros ya sabíamos que este era un camino que íbamos a recorrer juntos.

Aunque estábamos muy seguros, a veces daba un poco de vértigo porque nunca sabes cómo van a ir las cosas, y una boda es mucho follón. Cuando entré en la Iglesia estaba hecha un flan, intentaba mirar a todos lados buscando un rincón en el que sosegar la mirada y sólo encontraba gente a la que quería mirándome. De aquel día, me quedo con momentos imborrables, como tu mirada, pero también con la carita que puso mi abuelo al verme de novia (que poquito más nos duró....), y la felicidad de mi padre, lo bien que nos lo pasamos en la fiesta...

Al principio me costaba horrores llamarte marío, me sentía mayor, seria, adulta, un rollo vamos. Entre otras cosas, y por admiración a Elvira Lindo, eres mi santo.

En estos tres años hemos tenido momentos increibles, regulares también, pero nos seguimos queriendo, más cada día, y seguimos convencidos de que la vida no tiene sentido si no estamos unidos. Tenemos poco tiempo, pero nos echamos de menos (qué importante es eso) y disfrutamos de cada segundo que podemos estar juntos. Porque quiero seguir despertándome junto a ti el resto de mi vida, hoy quería dedicarte este post para gritar lo mucho que te quiero, y decirte que pienso seguir estando ahí, a tu vera.